Destacadas :

La foto y el café de David

Luis Ramírez Baqueiro

Astrolabio Político

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

 

www.eltotonacapan.com

 

“Nada más elocuente que la acción.” – William Shakespeare.

 

Es evidente que el proceso electoral municipal del 2021 tiene muy nerviosos a algunos actores políticos y sociales en la capital del estado.

Una fotografía, un café, un encuentro casual entre un ex alcalde de Xalapa y el dirigente Estatal del Partido Acción Nacional (PAN) bastó para mover la rumorología y la especulación al máximo.

Es evidente que la imagen de David Velasco Chedraui pesa y tiene fuerza, sino nadie estaría tan preocupado del hecho.

La triste realidad que vive la ciudad de Xalapa, otrora Atenas Veracruzana, o la Ciudad de las Flores en manos equivocadas ha permitido comprobar entre la población que eso de votar por la marca o el nombre de un personaje aun cuando nos mande un perro o una vaca, no es buen negocio.

Xalapa se sume en la estulticia gubernamental de la mano de una autoridad estatal que navega en las mismas aguas profundas, cegadas por las mieles del poder y de un triunfo que no consiguieron por sí mismos, sino por el efecto de arrastre del mentado personaje al que ya no tiene ni caso mencionar.

Y si, la manera de acabar con ese maldito estilo de gobernar, que afirma ser del pueblo y para el pueblo, pero que no tiene absolutamente nada de popular, sino simplemente de populismo puro y vil es no mencionándoles.

Así borrándoles del consciente colectivo, la fórmula mágica del paladín tropical acabará por perder todo efecto mareador entre una sociedad, que ha comenzado a darse cuenta que el discurso y las acciones son cosas muy distintas.

La ciudad de Xalapa enfrenta la peor de las crisis económicas, de seguridad, de salud, de infraestructura de los últimos 50 años.

Las calles de la ciudad, plagadas de hoyancos, de mugre, de camellones enmontados, dan testimonio de este dicho.

Gobernar significa más que crear sociedades cooperativas, en donde todos, se concentren a sembrar en el traspatio, o intenten construir proyectos de producción al estilo ruso o chino, como si de verdad la sociedad dejara los niveles de rezago y marginación solo con eso.

Satisfacer las necesidades de una sociedad desde la generación de políticas públicas es mucho más que ocurrencias o de ideítas al amparo del disfrute de un porro.

Xalapa necesita de la suma de esfuerzos y la consumación de acuerdos, hacer política va más allá de la gobernanza a base de amenazas y de bilis.

Reencausar una ciudad como la capital de Veracruz requiere de sensibilidad, de pactos, de entendimientos, de construcción de una agenda común, aun cuando las posturas y las corrientes sean distintas.

Porque para quien sabe y quiere hacer política, la construcción de objetivos de una agenda tienen un punto en común y se llama ciudad.

Así si David Velasco Chedraui busca o aspira, y se reúne con uno o con cien, dirigentes diferentes, es la muestra de que, para hacer posible, lo imposible, primero se deben construir los consensos y los acuerdos, ahora bien, que, si eso sacará a la capital del ostracismo en que la mantienen sumida sus autoridades, enhorabuena, las mil fotos, los mil cafés por el bien de Xalapa.

 

Al tiempo.