Seminario Internacional “Agenda Local 2030” en Veracruz

Rubén Ricaño Escobar

Palabras Mayores

 

Palabras Mayores

Por: Rubén Ricaño Escobar

 

www.eltotonacapan.com

 

Los alcaldes, ediles, servidores públicos, académicos y representantes de organizaciones civiles de Veracruz, tendrán la inigualable oportunidad de conocer de cerca lo que se está haciendo en éste y otros países para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contemplados de la Agenda 2030 de la ONU y que México se ha comprometido a impulsar y lograr.

Por un lado, el gobierno federal ha incluido la visión de Agenda 2030, aunque sea de manera parcial, en su Plan Nacional de Desarrollo, lo cual es un adelanto importante, y creó una oficina para el seguimiento de la Agenda cuya titular está muy poco interesada en realizar su labor y anda más ocupada en otros temas de la política.

En nuestro estado, el Plan Veracruzano de Desarrollo contempla, también parcialmente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y la Comisión de Seguimiento que se creó solo ha planteado atender nueve de los diecisiete objetivos lo cual de entrada es un error que augura el fracaso de lo que se pretenda hacer.

La LXV Legislatura del Congreso del Estado también creó una Comisión Especial de Seguimiento a la Agenda, de la cual esperamos que dé frutos, pues el logro de los ODS pasa por legislar con una visión de Agenda 2030 y Veracruz es campo fértil para ello, pues las leyes actuales no abonan al cumplimiento de las metas, ahí hay que hacer una profunda revisión del marco legal y construir el andamiaje institucional necesario para aplicar esas leyes, lo cual no es tan sencillo pues los ODS son transversales y lo que pase con uno afecta a los demás, en ese tenor, no tenemos el diseño de las estructuras orgánicas gubernamentales adaptadas al logro de la Agenda, por lo que el éxito depende de la madurez de cada titular de las dependencias y entidades y de la cooperación intersectorial.

Asimismo, aunque son pocos, una treintena de municipios han manifestado trabajar en el logro de la Agenda al lado del Instituto Nacional para el Federalismo (INAFED), el problema es que como si fuera una tomadura de pelo, esta institución no se ha tomado en serio su trabajo y solo desea trabajar en muy pocas metas de solo cinco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, adosado a esto, está el hecho de que los ayuntamientos no han incluido los ODS en sus planes municipales de Desarrollo y los pocos que aseguran haberlo hecho, aunque sea parcialmente, no están ejecutando lo escrito.

En suma, los gobiernos aún no reaccionan ni se han tomado verdaderamente en serio este importante documento que es la Agenda 2030, que no es otra cosa más que, la única estrategia integral que tiene el mundo para frenar el cambio climático que amenaza ya a la especie

humana, es la única ruta de trabajo para erradicar la pobreza, acabar con el hambre, las desigualdades y las injusticias.

Es decir, la Agenda 2030 es un llamado a la acción para transformar el mundo en un lugar mejor y salvarlo de una catástrofe mundial que cada día es más evidente. La Organización de la Naciones Unidas y los municipalistas del mundo coinciden en que la lucha por el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se ganará o se perderá en las comunidades y las ciudades, es decir, en el territorio municipal.

De ahí la importancia de que este mes de junio, del 18 al 21, se reúnan en Veracruz los expertos municipalistas de reconocido prestigio, serán más de quince países los que estarán representados en este evento y es una oportunidad inigualable, para que los veracruzanos conozcamos y aprendamos lo que están haciendo el resto de países que parecen tomarse más en serio esta estrategia para el desarrollo.

Sin duda alguna, escuchar a los expertos en las mesas de diálogos, o conocer las experiencias que se compartirán en los paneles, será un gran aprendizaje para los asistentes. Es hora de comprender que la Agenda 2030 es una estrategia por salvar a la humanidad de sí misma y que, en esta acción de salvamento se debe tener la madurez y civilidad de hacer a un lado los intereses políticos para realizar una gran alianza en pro de la especie humana.

Los gobiernos federal, estatal y municipal, deben aprender que si no van juntos en esto, el logro de los Objetivos será inalcanzable, pero también la sociedad debe aprender, que este no solo debe ser un esfuerzo de los gobiernos, sino que para lograr la agenda 2030 es condición indispensable la participación de todas las personas, incluso, en los lugares en que los gobiernos se muestran apáticos e indiferentes, es la sociedad civil la que debe asumir el liderazgo de la acción por el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y debe trabajar desde su ámbito cotidiano por el logro de ellos, generando redes de cooperación, educando en ciudadanía y cambiando hábitos personales y colectivos.

Lo cierto es que el mundo y todos los seres vivos están en grave peligro debido a la acción del ser humano sobre el planeta, debido a las formas depredadoras de producción, consumo y distribución de la riqueza. Salvar al mundo, pasa por realizar una profunda transformación de la forma de vida que hoy conocemos y pasar a otra que sea sostenible y respetuosa de la naturaleza, para ello se requiere una ciudadanía educada y culta, civilizada y altamente desarrollada y cuando uno voltea la mirada a su alrededor, se puede percatar que eso está muy lejos de conseguirse.

Comentarios a rubenricano@cmdmexico.org