Destacadas :

Señala profesorado en regreso a clases la gran brecha de desigualdad en la entidad

Señala profesorado en regreso a clases la gran brecha de desigualdad en la entidad

www.jornadaveracruz.com.mx

 

La brecha de desigualdad se hizo notar en este regreso a clases, algunos estudiantes con espacios cómodos dentro de casa, otros no, incluso con carencias tecnológicas porque Veracruz está en el 28 lugar a nivel país en usuarios de Internet y de teléfono, además, solo el 88.8 por ciento de las viviendas tiene televisión y solo el 20 por ciento tiene computadora, además hay zonas urbanas y rurales que no tienen luz.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) 2018, refleja que Veracruz ocupa el lugar 28 de los estados del país en uso de internet, 70 por ciento en zonas urbanas y 40 por ciento en zona rural del total de viviendas en el estado que es de 1 millón 982 mil 612.

También en el mismo lugar de rezago se encuentra en usuarios de teléfonos, Televisor solo tiene el 88.8 por ciento, tiene radio solo el 74.1 por ciento de los hogares en el estado de Veracruz.

Las condiciones no son las más óptimas, ayer maestros pedían en redes sociales televisores para que sus alumnos pudieran tener acceso a las clases por televisión abierta, sin embargo, quienes podían aportar trataban de donar las televisiones viejas, que no corresponden a la era digital. Para hacer uso de ellas, el codificador y su antena aérea salía con un costo en el mercado de 820 pesos, los más baratos, lo que era imposible que un padre de familia pudiera tener el recurso económico.

También hubo maestros que expresaron no conocer todo el procedimiento de las transmisiones de las clases virtuales, había quejas de que ciertos canales de transmisión no correspondían a las clases, sino que las televisoras habían cambiado de última hora.

Maestros de la huasteca expresaron que niños de las zonas indígenas se quedaron sin clases y se agregaba otro problema´: "hay varias familias que tienen cuatro, cinco o seis niños y aunque tienen una televisión, no pueden todos llevar a cabo su proceso enseñanza-aprendizaje.