Alcalde de Córdoba sumiso y su “operadora”  maltrata, amenaza y obliga a regidores.

Entre lo utópico y lo verdadero / Por: Claudia Guerrero Martínez

***Juan Martínez Flores y su “Operadora” ganan más que el presidente de México López Obrador y el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García.

 

Por temas impuestos oficialmente que violentan mí Derecho a la Libertad de Expresión, no daremos nombres, pero las y los inteligentes lectores se darán cuenta de la protagonista en esta entrega, la misma, que perjudica al Ayuntamiento de Córdoba  y la llamaremos “Operadora”, convirtiendo a las sesiones de Cabildo en un verdadero “show” y su afán de buscar un cargo legislativo, sin merecerlo. Pese a que esa operadora no solicitó legalmente licencia para buscar otra chamba, medios de comunicación mercenarios pagados con dinero municipal por parte de esta “Operadora” publican las maravillas de una mujer enferma de poder y soberbia.

En las últimas semanas, la “Operadora” ha mostrado incapacidad política para controlar el Ayuntamiento de Córdoba. En muchas Sesiones del Cabildo cordobés esta “Operadora” evidencia su desconocimiento sobre las funciones mínimas de un cargo municipal y muestra de ello, en reiteradas ocasiones ha solicitado transparencia al área de Tesorería, sin saber que al ser integrante de la Comisión de Hacienda Municipal  firma todas las transferencias municipales.

En el fondo, se esconde un deseo malsano de apropiarse de casi $50 millones de pesos de los fondos del Fideicomiso de Parquímetros. Y esto sin éxito.

El pasado 28 de febrero, de nueva cuenta, esta mareada por el poder dio  muestra de la falta de prudencia para un encargo del que se requiera el mínimo oficio político. La mayoría de los regidores municipales de Córdoba rechazaron la propuesta de esta “Operadora” de dar en pago un terreno propiedad del Ayuntamiento valuado en $25 millones de pesos para pagar una supuesta deuda con “Hidrosistema”, que al cierre de esta columna es la entidad municipal con más observaciones por daño patrimonial  y famosa por comprar una camioneta valuada en un millón de pesos para su directora.

En un arranque de ira y visiblemente fuera de sí, esta “Operadora” primero confesó que un día antes y al vapor, había convocado una mesa de trabajo para discutir su propuesta, pero que la mayoría de los ediles la habían dejado plantada.

Posteriormente presumió que su sueldo de más de $130 mil pesos al mes, la “Operadora” sí lo desquita trabajando de nueve de la mañana a ocho de la noche y arremetió sin dar nombres, en contra de otros integrantes del Ayuntamiento de Córdoba asegurando que  sólo van a las sesiones de Cabildo. No satisfecha con aceptar que su propuesta había sido presentada al vapor, expuso que ella prefería reuniones en lo oscurito con algunos regidores y acorralada ante las exigencias de transparencia de algunos ediles, llamó a las sesiones de Cabildo como “show”.

Fiel a su  estilo que recuerda la famosa frase de “plata o plomo”, refiriendo  comprar conciencias o embestir con amenazas, la “Operadora” amenazó a la comuna cordobesa diciéndoles que “si quieren show, va a haber show” en una clara sentencia de represalias que se aplicarían en contra de  ciudadanos quienes sólo  exigen transparencia a esta “Operadora”.

En una sesión convocada en unas cuantas horas, los ediles visiblemente tensos terminaron por aprobar la indicación de quien opera en Palacio Municipal de Córdoba y es la misma que hace acuerdos en lo oscurito, en esos privados de restaurantes de lujo.

La administración del presidente municipal Juan Martínez Flores atraviesa su peor época, al realizar prácticas gansteriles perpetradas por la “Operadora”, quien junto con sus lugartenientes desgobiernan Córdoba bajo la promesa de plata o plomo, para aquellos que les exigen transparencia y sólo hay una respuesta: “Si quieren show, va a haber show”.

Con base a documentos oficiales del 2022 en Transparencia del Congreso de Veracruz,  esta enloquecida “Operadora” percibe un sueldo de $130 mil, 662.38 pesos y el alcalde de Córdoba Juan Martínez Flores percibe un sueldo de $149 mil 529.60 pesos, rebasando el sueldo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez  y del presidente de la República López Obrador, quienes declaran una y otra vez ser austeros, republicanos y sus alcaldes de Morena como el de Córdoba, ganan mucho dinero y no comulgan con el encargo partidista de ser “honestos”.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Facebook: https://www.facebook.com/www.claudiaguerrero.mx

Te recomendamos