• *ALDO ADRIAN VALERIO ZAMUDIO.

*ALDO ADRIAN VALERIO ZAMUDIO.

 

BARRA LIBRE

Por: Alfredo Quezada Hernández.

 

www.eltotonacapan.com

 

Le suena este nombre.

Sí, le atino es el flamante Coordinador de Comunicación Social del congreso veracruzano, claro sin mencionar que es la marioneta predilecta de ese que hace las veces de titular de Educación en la entidad, un tal Zenyazen Escobar García.

Le cuento.

A ese que ahora presume ser el coordinador de comunicación social del congreso estatal, aun lo recordamos cargando al hombro una desvencijada maleta ofreciendo en los municipios veracruzanos publicidad comercial para la revista “Perfil Veracruz”, un ejemplar muy bien elaborado, con excelentes fotos, los forros y los interiores a color y con un texto bastante limpio. Pero hasta allí.

Sin descanso alguno se pasaba los días ranchando, era luchón, eran tiempos de vacas flacas, eran épocas de comer retazos de jamón, embadurnados en un duro bolillo, pero eso si ablandados con chiles en vinagre.

Ahora todo eso es historia, actualmente son tiempos de derroche, de buenos restaurantes, de meterle la mano al cajón y de gastar a manos llenas, total todo es facturado a nombre del congreso veracruzano.

Bueno pues Aldo Adrián, quien no es otra cosa que un auténtico vendedor de publicidad comercial, ahora se jacta de ser el brazo derecho de “El Carón”, de Juan Javier Gómez Cazarín.

Presume, a quien le quiere escuchar que, sin él, “El Carón” es nada en cuestiones de prensa.

Hábil para mercantilizar difusión, hasta hace unos días andaba desesperado, transitaba en medio de una insensatez total ya que también le entro la jiribilla por buscar una diputación local, sí, al atolondrado mercader de divulgación comercial de repente también le nació populista e hizo la intentona por ser candidato a diputado local por su natal Córdoba, claro abanderado por el negocio ese llamado MORENA.

Se dice que, al marchante de publicidad comercial, en una de estas borracheras que acostumbra agarrar los fines de semana, sus amigos lo aceleraron y le hicieron creer que podía, “por le ven tablas”, ser un verdadero representante popular, por lo que de inmediato lo consultó con su inventor, con el tal Zenyazen, recibiendo al instante del bailarín exótico un rotundo “no”.

Así, en seco, lo paró el titular de Educación en la entidad.

Sus conocidos señalan que, tal vez, a Valerio Zamudio, le nació lo caritativo debido a que es “una persona comprometida, responsable y respetuosa, a quien le gusta superarse y prepararse para los retos del día a día. Ama la Comunicación y la Política, por eso cree que, mediante el arte de comunicar, se pueden construir muchos puentes y derribar barreras”, tal y como reza en su carta de presentación que circula en la red.

Por favor.

Lo cierto es que alrededor del vendedor de publicidad comercial circulan versiones nada agradables, es un secreto a voces eso de los moches que exige a los propietarios de los portales, como también cada día toma más fuerza el ruido que lo señala como propietario de medios fachada, mismos que, se dice, han sido beneficiados con carretadas de billetes provenientes del mismo congreso veracruzano.

No olvidemos que hace unos meses el representante popular de MORENA, Maleno Rosales Torres, con los pelos en la mano, lo exhibió, junto con dos más de sus cercanos colaboradores, de ser el protagonista de eventos escandalosos, donde el billete iba de por medio.

Aldo Adrián, salió fino para esto del billete.

Por cierto, en un lujoso restaurante de Plaza Magno ya es cliente predilecto, lo tratan a cuerpo de rey, bebe finos y caros brebajes, se comporta con un aire de perdonavidas que nadie lo soporta, pero como dicen los meseros, es un buen cliente “agarra buenas pedas y, sin chistar nada, paga las cuentas”.

Eso es vida, eso es no vivir en el error, total el congreso da para eso y más.

Viva la 4T.

Provecho.