IPAX secuestrado por “El Pastas”, con negro historial, misoginia, acoso sexual y laboral

 

Entre lo utópico y lo verdadero

Por: Claudia Guerrero Martínez

 

www.eltotonacapan.com

 

En una carta abierta enviada al gobernador Cuitláhuac García y al secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, así como a autoridades correspondientes, sobre quejas hechas llegar a nuestra redacción por abusos laborales, injusticias e inconformidades  por parte de los trabajadores del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial de Veracruz (IPAX) exponiendo la pésima administración de su titular, Héctor Manuel Riveros Hernández, mejor conocido como “El Pastas”, quien ha provocado infinidad de inconformidades, siendo informadas a la oficina principal de Palacio de Gobierno y simplemente, no son escuchadas.

Héctor Manuel Riveros Hernández ha cometido maltratos en contra del personal, que van desde misoginia en agravio de varias mujeres policías, quienes se han visto en la necesidad de renunciar por los acosos y hostigamientos de carácter sexual y laboral, por parte del comisionado. Además, despotismo, racismo y maltrato de Riveros Hernández en contra de varios subalternos operativos.

En la misma carta, hecha llegar a nuestra redacción, el mismo conocido como “El Pastas” impone recortes de sueldos, suspensión de compensaciones y hasta retrasar pagos al personal, por ocupar esos recursos económicos para el gasto de recientes campañas políticas a favor del Partido MORENA, como lo dimos a conocer en pasadas publicaciones sobre el uso de patrullas para apoyar a los excandidatos morenistas.

Y nos comentan: “Veracruz merece que se le explique el motivo por el cual este Comisionado del IPAX aún sigue en funciones; sabemos que a estas alturas, la factura debe estar "pagada”, por Señor Gobernador y ya le cumplió usted el compromiso a este nefasto personaje, que aún sigue haciendo daño al Instituto… Hasta cuándo debemos aguantarlo, si seguimos con esta represión, nos orillarán a sacar a este sujeto de sus oficinas y darle publicidad a ese acto, como alguna vez se hizo con un mando policial y en el ámbito nacional fue ridiculizado. No queremos mancharnos las manos con este sujeto, mucho menos queremos exhibir a las funcionarias que íntimamente lo acompañan dentro del Instituto, refiriéndonos a la mal lograda Anayeli Juárez López y Carolina Hernández, personas quienes se encargan de negociar compras anómalas con distintos proveedores y que a través de éstas dos, reciben sus "moches".

No debemos olvidar que Héctor Manuel Riveros Hernández, es un exfuncionario que estuvo preso por espacio de dos años en el Penal de Villa Aldama, con motivo de estar relacionado con la delincuencia organizada y es del dominio público esta situación, pues basta con investigar el nombre y aparece su detención y proceso. Luego, sus escándalos como mando policiaco en Coatepec, cuando estuvo involucrado muy directamente en la muerte violenta de un funcionario municipal. Y todo esto, el Gobernador de Veracruz y su papá, Atanasio García Durán, lo saben.

Ahora, después de haber sido un expreso, con antecedentes penales, el Gobernador lo instala en el IPAX, una institución que había sido respetable y ser el mismo Cuitláhuac García el que prometió en su campaña, no dar entrada a la delincuencia y ahora, este Instituto vive su peor crisis.

No debemos olvidar, que para ser servidor público, es requisito no haber sido procesado penalmente, gozar de buena reputación, no haber sido condenado, pero parece ser que estos requisitos no aplican para Héctor Manuel Riveros Hernández, alias  “El Pastas", quien a la fecha sigue con sus demonios, vicios y costumbres,  dentro de las instalaciones centrales en compañía de los comandantes que él mismo metió a trabajar al IPAX y todos ellos no se les ha exigido someterse a los exámenes de confianza, porque seguramente, no los aprueban.

No queremos pensar, que dentro del IPAX haya grupos criminales, pertenecientes al crimen organizado. Y nos comentan los trabajadores del Instituto: “Hacemos un llamado a Hugo Gutiérrez Maldonado, para que investigue al comisionado y se haga una investigación en las finanzas con los proveedores, sobre los moches y se denuncie ante la autoridad correspondiente. Algunos compañeros trabajamos en la época del 2012 como policías y sabemos la verdad sobre “El Pastas”, su negro pasado y su participación aún con la delincuencia organizada, sólo que por temor a represalias, porque tenemos familia y sabemos de los alcances criminales del ahora comisionado, guardamos el anonimato”.

Por último, exigen la intervención de la Fiscalía General del Estado y principalmente, de Cuitláhuac García, quien tal parece nombró a Héctor Manuel Riveros Hernández, por sus antecedentes y para convenir a los intereses de él y de su familia, pues el IPAX es considerado como la caja chica, en donde ingresan millones de pesos y existen las estrategias, para no ser reportados.

 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz