• El Calvario de Rosa.

El Calvario de Rosa.

 

Números Rojos

Por: Brenda Caballero


www.eltotonacapan.com

 

¡Tiene 20 días que me demandó! Al escucharla, no podía creerlo. El hombre que hasta hace apenas un año la atosigaba y violentaba, ahora la estaba demandando. Aparte le exigía pensión para sus 2 hijos que lo fueron a visitar y ya no los devolvió a su madre.

 

Rosa, así la llamaré, vive en Las Vigas de Ramírez, Veracruz. Se separó del padre de sus 4 hijos (de 2, 10, 12 y 17 años) y trabaja como empleada en Perote.

 

A Rosa, aparte de ser violentada, le ha tocado padecer los estragos de la pandemia y de la burocracia de los niveles municipal y estatal.

 

En mayo del año pasado, “Rosa” me comentó que su ex pareja, con el pretexto de ir a ver a sus hijos y darle dinero, trataba de tener relaciones sexuales a la fuerza. Ante el rechazo, empezó a atosigarla y seguirla, incluso, una vez él se subió al camión que ella tomó para su trabajo y la fue insultando. No conforme con ello, mandaba al cobrador de un mueble que había comprado Rosa y que, con la separación, se había llevado él.

 

Ante el violento escenario y todos los antecedentes que Rosa me había platicado, mi sugerencia fue decirle que se pusiera en contacto con el Instituto Municipal de la Mujer de Las Vigas o con el DIF de ese mismo municipio; sin embargo, al ir al Ayuntamiento de Las Vigas, solamente la atendieron los policías que estaban de guardia, informándole que por pandemia estaba cerrado y si algo se le ofrecía, fuera a Xalapa.

 

¿Qué hacer cuando una mujer es violentada? Mi siguiente sugerencia fue que acudiera al Instituto Municipal de la Mujer en Perote; allí, por petición telefónica la atendió una psicóloga que le brindó atención, pero le comentó que tenía que denunciar violencia intrafamiliar en su municipio, ya que no le tocaba esa demarcación.

 

Volvió a Las Vigas, pero no obtuvo ningún apoyo. “Vaya a Xalapa”, le volvieron a decir. Ante el escenario y la tensión de un probable feminicidio, pues las agresiones verbales públicas no cesaban, intentó en Xalapa. En el Instituto Veracruzano de la Mujer, vía telefónica la contactaron, pero solamente un par de veces, sin seguimiento, sin preguntar… ¿qué pasaría con aquella mujer de Las Vigas?

 

Le insistí a Rosa que denunciara, que la violencia de cualquier tipo debe ser llevada antes las autoridades. “Me dijeron que conciliara”. ¿Conciliar? ¿Se puede conciliar violencia física, intrafamiliar, económica, psicológica y patrimonial? Hasta donde yo pensaba, en ese escenario se debe acompañar a la víctima a denunciar, no a conciliar. “Me llamaron para una conciliación en el CEJAV” ¿En el Centro Estatal de Justicia Alternativa de Veracruz? Le pregunté. “Así me dijeron, que me iban a sacar una cita telefónica, porque me cuesta ir a Xalapa”. La cita nunca llegó.

 

¡Tiene 20 días que me demandó! –Me dijo hace mes y medio– Mis hijos querían ir a ver a su papá y los llevé; ahora no me los quiere devolver, y me demandó en el DIF porque dice que abandoné a mis hijos y no me deja verlos.

 

–Pero no puede negarse a que veas a tus hijos.

 

–Es que no quise firmar el acuerdo de pasarle 300 pesos por cada uno de mis tres hijos ¿De dónde voy a sacar eso, si gano mil semanales y a veces tengo que comprar gas? Además, él por cada niño me daba 100 pesos semanales, ¿Por qué me pide el del DIF 300 pesos?

 

Actualmente Rosa tiene con ella a 2 de sus hijos. El tercero se quedó con su papá. “No me pasa nada para mis hijos”. Le pregunto si fue al DIF para ver el seguimiento de su caso. “Sí fui, pero me dicen que ya no, y ni caso me hacen”.

 

Y luego nos preguntamos: ¿Por qué hay tantos feminicidios? Queda claro que no hay atención para las mujeres que sufren violencia, mucho menos seguimiento por parte de nuestras autoridades, mucho menos si las municipales ya van de salida.

 

El primero de febrero de este año  en conferencia de prensa, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez anunció la iniciativa de Ley para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar, consistente en un sistema de Alerta Temprana (único en el país) encaminado para identificar las situaciones de riesgo en el hogar para ser atendidas de manera inmediata por las instancias correspondientes, incluyendo municipios.

 

El 27 de julio de este año, el gobernador de Veracruz anunció que quedaron instaladas las mesas técnicas de Coordinación Institucional para garantizar acceso a la justicia y la atención integral de mujeres y niñas, previniendo la atención, sanción y erradicación de la violencia. Estuvieron presentes entre muchos otros, la titular de Inmujeres, Nadine Gasman Zylbermann, y el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez.

 

¿Por qué si ya hay mesas instaladas, a Rosa le dicen en su ayuntamiento que ya no pueden atenderla?

 

Este es solo un caso de lo que viven millones de mujeres en nuestro país. ¡No las abandonemos!

 

@NumerosRojos_BC

caballero_brenda@hotmail.com