• El robo a mi vecino y la ENVIPE.

El robo a mi vecino y la ENVIPE.

 

Números Rojos

Por: Brenda Caballero


www.eltotonacapan.com

 

El cielo se nubló y mi vecino se apresuraba a cortar cinta adhesiva. Le urgía tapar ese hueco en su camioneta con un plástico antes de que lloviera. La noche anterior, le rompieron el vidrio de la aletilla de su vehículo. Previamente, había sacudido los pequeños cristales del asiento, únicos testigos del robo que sufrió, pues por ese hoyo lograron abrir la puerta, robar su herramienta y hasta un gato-patín que traía.

 

Los que habitamos desde hace años en Jardines de Xalapa, sabemos que es común que en noches de tormenta, entre 3 y 4 de la mañana, los delincuentes abran los vehículos para sustraer estéreos, llantas de refacción, herramientas y cualquier cosa de valor que pueda ser comercializada.

 

Si bien hay un par de policías en la unidad habitacional, nunca hacen rondines en ese horario, o tan solo circulan sobre sus cuatrimotos o en patrulla sobre las vialidades principales. 

 

Tal vez por eso en Veracruz, de acuerdo a cifras de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2021 difundida por el Inegi, el 53.4 por ciento de la población mayor de 18 años considera a la inseguridad como el problema principal en el estado, seguido del desempleo con un 48.3 por ciento y la salud con un 39.8 por ciento. Eso a pesar de que la incidencia delictiva  disminuyó.

 

¿Cuáles son los delitos más frecuentes en el estado? El primer lugar lo ocupa la extorsión, seguido del fraude; en tercer lugar, el robo o asalto en calle o transporte público; luego las amenazas verbales, el robo en casa habitación y el robo total o parcial de vehículo.

 

Los veracruzanos para poder hacer frente a la inseguridad, han optado principalmente por colocar candados y cambiar cerraduras, cambiar puertas y ventanas, colocar rejas o bardas, realizar acciones conjuntas con los vecinos, incluso hasta comprar un perro, lo que representa un gasto estimado para los hogares de 4 mil 854.9 millones de pesos.

 

Sin embargo, si analizamos los datos de la Envipe, sobre el gasto que están haciendo los hogares veracruzanos para hacer frente a la inseguridad no serán suficientes para disminuir el delito principal que aqueja a Veracruz, que es la extorsión. Luego entonces, es necesario que las autoridades de Seguridad Pública le echen neuronas para lograr disminuir la extorsión. ¿Qué están haciendo al respecto? Y ojo, porque los espectaculares no son suficientes, ya lo vimos con la violencia hacia las mujeres y los feminicidios.

 

No basta decirle al veracruzano o veracruzana que denuncie la extorsión, ya que la Envipe también arroja datos interesantes sobre los delitos denunciados.

 

En 2020, la Envipe estima que únicamente se denunció el 10 por ciento de los delitos, cifra menor que en 2019, que fue de 10.2 por ciento.

 

¿Por qué no denunciamos los delitos en Veracruz?

 

La Envipe señala que el ministerio público en 2019 inició carpeta de investigación en el 64.4 por ciento de los casos, mientras que en 2020 fue de 66.2 por ciento. También se contabiliza que en el 29 por ciento de los delitos denunciados, no se ha abierto una carpeta de investigación.

 

Ahora bien, para entender el porqué no se denuncia el 90 por ciento de los delitos, la Envipe muestra que el 32.3 por ciento de las víctimas consideran que es una pérdida de tiempo,  mientras que  el 8.7 por ciento desconfía de la autoridad por miedo a que lo extorsionen, por actitud hostil de la misma o por considerar que son trámites largos y difíciles.

 

Y si se pregunta si el vecino denunció el robo cometido a su vehículo, déjeme comentarle que no. ¡Vamos! Ni siquiera llamó a la policía, por lo que ni siquiera aparecerá en los delitos denunciados de la próxima Envipe, como muchos otros.

 

@NumerosRojos_BC

caballero_brenda@hotmail.com