• El Jaranero y los electos del PRI.

El Jaranero y los electos del PRI.


Los Políticos

Por: Salvador Muñoz


www.eltotonacapan.com

 

Por favor, no se enoje ni encabrone ni disguste sólo porque el Gobernador prefirió tomar la jarana en El Cuenqueño y pasar un Sabadaba relax, tranquilo, en la bohemia, mientras en Lerdo de Tejada las aguas inundaban sus casas… de verdad, no tiene caso molestarse por eso… cuando digo “por eso”, me refiero al hecho, no al Gobernador.

 

Cuitláhuac García ya nos ha dejado en claro que su estilo no es el mismo que el de un Fidel Herrera Beltrán, por poner un ejemplo. Es decir, la tragedia no es lo suyo y mejor que así sea. No hay nada más desagradable en un momento crítico que una persona inútil que no sepa qué hacer en el sitio o ante las personas que muchas de las veces quieren recibir cualquier cosa que implique esperanza pero también soluciones.

 

No es el primer mandatario estatal con esas “poses de John Wayne” (dijera David Summers), baste entonces recordar a Miguel Alemán Velasco y su legendario “No soy Bombero”, frase que encierra un titipuchal de razón pero como es bien sabido, a la razón a veces nomás le falta un poco de “Co”... y más en política donde hay que tener tacto para soltar la palabra…

 

A Cuitláhuac denle un machete y con eso está contento… o denle una jarana y unos “chupitos” en Sabadaba, que no es malo, al final, es tan humano como usted como yo…

 

Por eso, si espera que cada vez que haya una desgracia, Cuicas se aparezca en el lugar de los hechos, váyase sentando… porque puede tardar a menos que en una de ésas, Andrés Manuel López Obrador se ensucie los zapatos, se meta al agua, apapache a los desgraciados de algún siniestro y entonces se anime a hacer lo mismo, cual Mono de Repetición…

 

Como sea, es su estilo de gobernar y creo que debe de respetarse, así que si Lerdo de Tejada se inunda y él agarra la jarana, ¡no pasa nada! recuerden que Roma se incendiaba y Nerón tocaba el arpa…

 

Buenas prácticas para gobernar.

 

Si hay un referente de administración municipal no sólo en la entidad, me atrevo a pensar que a nivel nacional, sin duda debe ser Orizaba y sería necio no reconocer que si a alguien se le debe tal logro, es a Juan Manuel Diez Francos, presidente municipal electo abanderado por el PRI.

 

Su trabajo en la administración municipal lo lleva a ser por tercera ocasión alcalde de la Pluviosilla y hoy por hoy, se le ubica como carta fuerte para el 2024.

 

Si bien merece reconocimiento Diez Francos, en su justa dimensión, otros presidentes municipales electos del PRI igual tienen un espacio, algunos por su trayectoria y los más, por sus triunfos a contracorriente.

 

Entre éstos bien podemos citar al Pony, Ponciano Vázquez Paarissi, electo por Cosoleacaque, que dicho sea de paso, ha de ser la segunda ocasión que gobierne su municipio. Dentro del anecdotario, la primera vez, su hermano Cirilo siendo alcalde, le pasó la estafeta y luego él se la devolvió… este primero de enero, se repetirá la historia.

 

Diez Francos no es el único que saborea por tercera vez las mieles del poder… Omar Ricárdez Chong, igual será por ese mismo número de veces, alcalde de Moloacán.

 

Aunque siendo sinceros, Juan Manuel Torres Camacho les diría “Amateurs”, pues ha de gobernar por cuarta ocasión a su Cuichapa querido.

 

Si bien Delfino Ortega Martínez compitió en Perote, un municipio donde gobierna el PRI, el mérito es doble, porque hay juicio por partida doble: al que gobierna, y al candidato del partido. Mismo caso para Atzalan, donde ganó Carlos García Domínguez.

 

Por esa zona, Nacho Morales Guevara arrebata el municipio a Movimiento Ciudadano y en Soledad Atzompa, Demetrio Cruz de Jesús quien tenía encima al diputado federal de Morena, Bonifacio Aguilar Linda...

 

En Ixhuatlán de Madero, ganan con el hermano del difunto Víctor Espinoza, Arnulfo Espinoza Tolentino.

 

En la huasteca baja, en Benito Juárez, un chavo de 34 años, Samuel Arreola Argüelles, la gana, pero si de jóvenes se trata, el de Chontla, con 26… ahí le ganó a Humberto Pérez Pardave, priista que se pasó a Morena.

 

¿Y las mujeres? Aleida Tepepa Márquez la hizo grande en Naranjal igual que en Calcahualco, Lupita Rosas Carrillo y en Tatatila, Maguito Hernández Martínez.

 

En Tamalín, Erika Burgos Cenobio le ganó al PAN, en un recuento voto por voto.

 

En el sur, Rafael Hernández Hernández ganó en Soteapan, haciendo valer su fuero Antorcha Campesina.

 

Acá en el centro, en Ixhuacán de los Reyes, Fortunato Ruiz Vargas, le pega en el orgullo al cacique político de la zona, Everardo Soto Matla y otro chavo, Fernando Gordillo, la hace en grande en Yanga… Y para que la cuña apriete, el PRI se lleva Cuitláhuac con Martin Rico Martínez…

 

Estos y otros más presidentes municipales electos abanderados por el PRI tienen mucho trabajo por hacer… es seguro que esos foros como el de “Buenas prácticas para gobernar” realizado en Orizaba, deben ser repetidos… hay experiencia en Diez Francos y el Pony, así como en muchos otros para que se haga un buen trabajo… el PRI tocó fondo y sólo tiene un camino a seguir en estos momentos… ¡para arriba! Ya depende de sus representantes el tiempo en que tarde salir a flote.

 

smcainito@gmail.com