En lo estatal… Agua del sur de Veracruz, contaminada con hidrocarburos: un desafío para el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec

*Estudio encuentra residuos de hidrocarburos poli aromáticos en la principal fuente de agua, la presa Yuribia, lo que podría estar vinculado al aumento de enfermedades renales.

 

Redacción: eltotonacapan.com /Xalapa, Ver.- El desarrollo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) plantea desafíos significativos para las ciudades del sur de Veracruz, especialmente en lo que respecta al suministro de agua potable. Actualmente, la fuente principal de agua, la presa Yuribia, presenta residuos de hidrocarburos poli aromáticos provenientes de la zona industrial, según revela un estudio exploratorio. Esta contaminación podría estar contribuyendo al aumento de casos de enfermedades renales en la región.

 

El CIIT, que abarcará cuatro polos de desarrollo, depende de fuentes de agua en la sierra de Santa Marta. Los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque reciben agua de la presa Yuribia, que se nutre de los ríos Ocotal y Texizapan. Estos municipios albergan la mayor parte de la población y serán los lugares de residencia para los trabajadores de los polos de desarrollo.

 

En 1986, la presa Yuribia se diseñó para abastecer solo a Coatzacoalcos, pero se realizaron conexiones adicionales en los años siguientes para otros municipios. Un estudio exploratorio realizado por los investigadores Lilia Albert y Lorenzo Bozada encontró residuos de hidrocarburos poli aromáticos en la presa, especialmente durante la temporada de sequía, cuando los vientos de la región podrían transportar los residuos desde la zona industrial hasta la presa.

 

Se identificaron seis sustancias de la lista de contaminantes prioritarios de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos en el agua y siete en los sedimentos. Estos compuestos, resultantes de la incineración incompleta de diversas sustancias orgánicas, podrían estar afectando la calidad del agua y contribuyendo a problemas de salud en la población.

 

Los investigadores también destacaron la presencia de plaguicidas organoclorados en el agua y los sedimentos, lo que agrava la contaminación. Ante este panorama, se sugiere ampliar los estudios para comprender mejor el impacto en la salud de la población y considerar fuentes alternativas de agua para hacer frente al desarrollo del Corredor Interoceánico.

 

Te recomendamos