NAHLE, VARA BAJA; EL CARGO DE POZOS

Los Políticos / Por: Salvador Muñoz

Hasta el momento, con la mayoría de los nombramientos que la Gobernahle electa ha dado, genera dos planteamientos.

El primero, el más sencillo, se mantiene activa, en el escenario mediático y político mientras deja que el tiempo fluya en aras de esperar su ascensión.

El segundo, mantiene entretenida a la Opinión Pública diluyendo las causas y motivos que la llevaron a determinar tal o cual asignación.

Como sea, Nahle trae el pandero, algo que difícilmente logró en la campaña… jamás se lo permitieron, jamás se lo prestaron… la agenda la llevó Arturo Castagné… ¿pero qué tal ahora?

Algunos nombramientos de Nahle han sido tiros de precisión. Por ejemplo, el nombrar a Ricardo Ahued como secretario de Gobierno, fue como apaciguar las aguas alborotadas de la Oposición y de paso, de muchos medios.

¿Nahle, zacatecana? ¡Con “el pachuco” hasta eso se les olvidó! Ricardo Ahued es el remanso político (sin doble sentido) para la futura Gobernadora que en sí, pareciera que tiene todo para hacer un buen gobierno y no tanto por su Gabinete, que en lo que lleva, hasta el momento sólo se le puede dar el beneficio de la duda y una vez en actividades, ni siquiera el año de gracia.

Se dice que Rocío Nahle tiene todo para hacer un buen gobierno porque la vara que le dejan sencillamente está muy bajita. La triste labor de Cuitláhuac García es posible que en un año la supere si es que en verdad hay amalgama entre ella y la presidenta electa Claudia Sheinbaum.

Si existe esa química, esperemos que ahora sí, la federación dé a Veracruz y no le quite como fue la constante en este Gobierno (tanto local como federal) que fenece.

A ello hay que sumarle hacer de Veracruz, un estado de inversiones a lo grande, no nada más de una o dos por sexenio…

Ahí se supone que deben entrar Enrique Pérez Astorga y Ricardo Ahued; uno, porque desde el Gobierno estatal, su papel será ése, el de vender las bondades de Veracruz en este ramo; el otro, por su experiencia en el ramo…

En pocas palabras, Nahle tiene todo para hacer mucho: Es la gobernadora, tiene a la presidenta de su lado y sobre todo, Veracruz es una tierra generosa a la que hay que trabajar, que no explotar…

Mientras, a esperar, aunque muchos quisieran que ya acabara el tiempo de Cuitláhuac porque de verdad, deja mucho que desear en estos seis años para el olvido.

 

EL EJEMPLO DE POZOS

Al inicio de la administración de Miguel Alemán, se creó la dirección de Atención Ciudadana a cargo de José Manuel Pozos Castro.

La singularidad de este funcionario es que no tenía oficinas. Sí, atendía en los corrillos de Palacio de Gobierno en la parte superior con un grupo de personas atrás de él quienes tomaban datos, agendaban y ayudaban a Pozos Castro.

Muchos se burlaban del tuxpeño por esa labor errante que hacía por Palacio… (acá entre nos, les podría jurar que ni presupuesto tenía) pero eso no mellaba en lo mínimo a Pozos Castro… Al tiempo, le dieron sus oficinas… al tiempo, se convirtió en el titular del C-4… al tiempo, está donde está…

A qué voy con esto… mucha gente cree que es el puesto quien hace al personaje… no, es el personaje quien hace el puesto. Pozos no necesitó oficinas ni dinero, sólo un chingo de ganas de trabajar y eso, a veces, es muy difícil de entender. No hay cargo pequeño. Quien lo hace chico es la gente, los medios, y a veces, hasta el mismo funcionario. Noroña y Cazarín entienden lo de Pozos.

Te recomendamos